sábado, 17 de diciembre de 2011

Ejercicio de mano izquierda - escala cromática

Después de haber tocado nuestra primera canción en guitarra te habrás percatado de que resulta un poco complicado manejar la mano izquierda, y que a pesar de tus esfuerzos, encuentras antinatural el movimiento de los dedos. No te preocupes: esta sensación se pierde con la práctica y con la técnica. Hoy te enseñaré un ejercicio de técnica, y tendrás que ser tú quien ponga la práctica :-)

Objetivo del ejercicio de mano izquierda
El objetivo de este ejercicio es fortalecer tu mano izquiera, a la vez que te proporcionará una mayor precicisón al pulsar los trastes.

Descripción del ejercicio
La ejecución de este ejercicio es sencilla, no obstante he incluido un vídeo de referencia con los primeros compases del ejercicio:
  1. Pon un metrónomo a una velocidad a la que te encuentres cómodo. Tal vez te encuentres cómodo a 40 pulsos por minuto, recuerda lo visto en el artículo sobre el ritmo y la práctica con la guitarra. En el ejercicio intenta tocar cada nota coincidiendo con el sonido del metrónomo. 
  2. Coloca los dedos 1,2,3 y 4 de tu mano izquierda (índice, corazón, anular y meñique) a la altura de los trastes 1,2,3 y 4 de la sexta cuerda.
  3. A cada golpe de metrónomo das una nota, procurando que la nota suene limpia. Sin levantar el dedo que pulsa la nota, da la siguiente nota, y cuando se te acabe la cuerda, pasas a la siguiente, desde la sexta hasta la primera, y otra vez hasta la sexta.
  4. Cuando hayas vuelto a la sexta cuerda, aumentas un traste (2,3,4 y 5) y vuelves a empezar cuerda por cuerda.



Te cansarás enseguida. ¡¡No fuerces!! Podrías hacerte daño. Descansa un minuto o dos, y vuelve a empezar. Poco a poco verás que puedes recorrer del traste 1 al 12 en las 6 cuerdas, y también del 12 al 1.


video


Variaciones en el ejercicio:
Este ejercicio admite múltiples variaciones, que lo convierten en una práctica distinta: como una navaja multiusos :-)

Variaciones para la mano derecha:
  1. Alternar los dedos índice y corazón, tocando cada nota con un dedo diferente.
  2. Apoyar los dedos: apoyar los dedos tras pulsar la nota. Por ejemplo, al pulsar con el dedo índice en la cuerda 5ª las notas, apoyar el dedo índice sobre la 6ª cuerda... y así con las de más cuerdas. Esta técnica es muy común en la guitarra flamenca.
  3. Estirar los dedos: tras pulsar la nota, no apoyar los dedos en las cuerdas. Esta técnica es muy usada en guitarra clásica.
Variaciones para la mano derecha:
  1. Dejar pulsadas las notas: cuando des una nota, al dar la siguiente nota, no levantes el dedo que pulsaba la anterior hasta cambiar de cuerda. Esta variación cansa mucho la mano, pero también la fortalece mucho.
  2. Nada más pulsar una nota, levantar los dedos que pulsen otras notas.

Ahora ya tienes muchos deberes!! Mi consejo es que cada vez que vayas a practicar con tu guitarra, abras tu sesión de práctica con este ejercicio durante 3 ó 4 minutos.

Recuerda, no te precipites: primero calidad, y después velocidad.